MUSIC CURATOR: EL REY DE LA FIESTA

audiobranding, diseñosonoro, música, moda, marca, tecnología, producto, tressesenta, marketing, gonzalocampos

Gonzalo Campos, melómano y DJ

@_gonzalocampos_

Fanpage Facebook

La industria musical siempre ha perseguido las tendencias, pero desde que las tecnológicas accedieron a este mercado, esta práctica ha obtenido presupuestos descomunales. Analicemos, pues, algunos factores que han determinado este desembolso y como determinan lo que tenemos que oír.

 

¿Demasiada música?

La enorme cantidad de música y artistas existentes provocó que los principales medios de streaming diseñaran laboriosos algoritmos para aconsejar a los usuarios sobre lo que podían escuchar. Sin embargo, la incursión de las chequeras de las grandes discográficas en busca de las ventas perdidas con el formato físico, han tergiversado el funcionamiento de estos algoritmos. Así,  aquellos usuarios que quieren mantenerse lejos de los dictámenes de la mercadotecnia, cansados de reproducciones aleatorias carentes de criterio,  huyeron de estas plataformas y crearon páginas como playlists.net donde elaboran sus propias listas de recomendación.

A estas compañías les ha quedado claro que estos algoritmos no bastan y que para enmendarlo deben recurrir a la figura del ‘curator‘, traducido sin mucha fortuna como comisario, y que se encarga de cribar, seleccionar y organizar este contenido.

 

Irónicamente, durante mucho tiempo se defendió que la eliminación de este tipo de personas democratizaría la cultura, beneficiaría a los aficionados a la música haciéndolos más independientes y conseguiría romper los prejuicios sociales de muchos oyentes. Sin embargo, una vez logrado esto, es fácil pensar que las personas prefieren saber que detrás de estas listas se encuentran personas, y más en una sociedad actualmente  obsesionada con todo lo artesanal. ¿A caso resulta fantasioso pensar que una máquina no será capaz de seleccionar una banda sonora para tu recién ruptura sentimental o un relajado día en el campo mejor que alguien que también lo ha vivido?

 

¿Dónde está el negocio?

La prueba está en el crecimiento exponencial de plataformas como Songza y Beats Music, recientemente adquiridas por Google-Music All Access y Apple-iRadio respectivamente y donde los usuarios tienen acceso a listas de reproducción “humanas” sujetos a una suscripción y ordenadas por géneros, actividades o experiencias.

Ahora que Apple y Google han comprado sus propios servicios de ‘curación’, otras empresas ya están desarrollando el suyo propio. Véase el caso de la muy interesante 22Tracks, tutelada por DJs de Amsterdam, Bruselas, London y París.

 

playlist, music curator, lista de reproducción,

Fuente: epicmagazine

 

Pero donde hay negocio también hay reglas, y estás pueden poner en peligro  lo genuino del servicio. Según documentos “confidenciales” de Beats Music, los curadores tendrán que seguir unas reglas básicas para garantizar que su “independencia” es exitosa. Entre ellas:

– Evite las transiciones demasiado inteligentes o principios de organización que hagan perderse al oyente promedio (a menos que la lista de reproducción esté dirigido a expertos).

– No hables por el oyente.  Evita el elitismo.

– Las listas deben proporcionar la mejor experiencia de sonido dentro de un contexto específico.

También hay espacio para los curadores célebres, que en valor de su gusto único, no tienen esas restricciones.

 

La controversia

Si la independencia parece ir ligada a la celebridad, ha faltado tiempo para que muchos DJs que desean aportar a su marca personal algo de prestigio y seriedad se autodenominen ‘Music Curator’. Si a principios del siglo XXI ser DJ era lo más ‘in’, ahora la etiqueta ‘curator’ se sitúa en la cresta de la ola y te habilita como mentor de un festival o programa de radio. Además, el uso de este término puede parecer una atribución distorsionada de una profesión que el Diccionario Inglés Oxford define como “el oficial a cargo de un museo, una galería de arte, biblioteca, o similares.” De hecho, muchos tradicionalistas no están contentos con este secuestro etimológico.

De una forma u otra, ya sea en el campo de las artes y por extensión en cualquier nicho de mercado, el comisariado es una especie de negocio debido a la gran cantidad de decisiones que la gente tiene que hacer a la hora de comprar cualquier cosa. En un mundo en el que todos se han convertido en creadores, parece necesario esta clase emergente de buscadores y selectores más que nunca. Eso sí, mantengámonos alerta sobre aquellos que alcancen la gloría rápidamente, pues el filtro que determinará este éxito cortoplacista estará ligado al gusto de los que él quiere que sean sus seguidores y no al suyo propio. No vale de nada fijarnos en las listas de ventas o encuestas porque el usuario cuenta con herramientas suficientes para tomar el control sobre el contenido que quiere disfrutar. Solo hay camino seleccionando y apoyando con criterio el debido material.

 

playlist, music curator, lista de reproducción,

Fuente: soundsgoodtometoo

 

En otras palabras, y volviendo a la figura del DJ como ejemplo, los hay súbditos del mercado o completamente autónomos. Fijándonos en estos últimos, quienes priorizan la búsqueda del conocimiento al éxito comercial y su objetivo principal es crear una determinada atmosfera que contextualice un todo, encontramos similitudes entre un DJ y un curador de música. Al fin y al cabo, el DJ  presenta a su público un conjunto particular de la música al igual que el comisario lo hace con un conjunto de obras.

En conclusión, pese a la controversia del término, y apoyándome en las declaraciones de Echan Zukerman en su charla para TED Global, debemos poner en valor la figura del los curadores de hoy. Ellos saben lo que está disponible, tejen redes de conocimiento, escuchan a la audiencia y a través de su selección hacen que la gente progrese.

 

Fuentes:

http://music-mix.ew.com/

http://www.details.com

http://radiocurator.wordpress.com/

http://www.frieze.com/issue/article/what_is_a_curator_by_tom_morton/

from-ethan-zukerman-at-ted-global-as-a-former-dj-that-swapped-techno-for-technology-and-the-dj-box.html

Anuncios

Una respuesta a “MUSIC CURATOR: EL REY DE LA FIESTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s