¡ADIÓS AL PAN CHICLE, nunca mais!

manuel sualis coolhuntingManuel Sualis

Food Interest

@manuelsualis

En los últimos años se está registrando un acercamiento mas responsable al fantástico y antiguo mundo del pan. Aunque es algo que comemos todo el mundo y todos los días, y siendo España un país de gran tradición de consumo de este producto, la realidad es que la calidad del pan que comemos es bastante baja si lo comparamos con países como Francia o Alemania donde son mucho más exigentes.

pan, artesanal, trigo, España, pan casero, pan artesano,

Niña pequeña refleja la visita a la panadería

Los tiempos empiezan a cambiar

Bien es cierto que en los últimos años está cambiando la cosa. Igual que existe una Europa a dos velocidades, en España pasa lo mismo. La calidad del pan en Barcelona o Bilbao no es la misma que en Granada o en el peor de los casos Sevilla, donde lo mas común es encontrar ofertas como 3 bollos 1€ o 5 vienas 1€, primando antes la cantidad y el ahorro a la calidad, aunque a medio plazo traiga consigo problemas de salud como el sobrepeso o la acidez de estomago, tan habitual en los consumidores de harinas refinadas.

pan, trigo, harina, pan artesano, pan casero, tradición, españa, consumo

Últimamente se está creando una verdadera expectación en torno al pan casero, llegando a crear verdaderos seguidores de esta modalidad del “Do it yourself”, tanto es así que cada vez más abundan cursos dirigidos a no especializados o novatos que quieren hacer su propio pan, incluso la gente se vuelve loca por conseguir esa pequeña máquina doméstica que te ayuda a hacer el pan en casa, algo bastante habitual en muchos hogares alemanes.

pan, trigo, harina, pan artesano, pan casero, tradición, españa, consumo, máquina panificadora doméstica, delongui

Lo que de verdad importa en la profesión

Pero lo que realmente nos importa a los foodies y cazadores de tendencias no es sólo analizar este fenómeno a nivel doméstico, si no a nivel profesional.

El auge del interés por el pan de verdad, y no el que comíamos en los últimos años, el famoso pan chicle, ha hecho que vuelvan a proliferar los obradores de pan, casi desparecidos en muchas ciudades, pero como viene siendo habitual, con una vuelta de tuerca más, con la lección aprendida y enfocando el negocio desde otra perspectiva. Ésta es, ofertar al consumidor un pan de calidad, bien sea basado en las confecciones con masa madre y dejando de lado las levaduras industriales, bien sea utilizando granos integrales e incluso añadiendo otro tipo de alimentos orgánicos como cebollas, frutos secos, aceitunas, etc. No hay que olvidar que nada de esto es nuevo, ya que constan datos de esta forma de elaborar pan desde la época de los egipcios, osea, que se trata mas bien de una re-estructuración, no de una vuelta al origen, porque con la tecnología y maquinaria que tenemos hoy en día podemos hacer un pan de gran calidad sin necesidad de levantarse a horas intempestivas o perder la frescura y optimización del producto.

pan, trigo, harina, pan artesano, pan casero, tradición, españa, consumo

Pero demos un paso mas y aquí es donde está la clave de por que hoy hablamos del pan. Toda esta nueva ideología social está llevando a que los cocineros empiecen también a tomar parte de este grupo, comenzando a plantearse cada vez con mas frecuencia la realización diaria de pan en las elaboraciones dentro de la cocina.

Cada vez es más habitual encontrar en los restaurante un pan casero hecho por los cocineros y no comprado pre-congelado como viene siendo habitual hasta ahora. Todo esto evidentemente, a la hora del beneficio productivo es discutible en cuanto a que el tiempo que se tarda en hacer pan se pierde, cuando antes era una tarea que se resolvía en pocos minutos, sacando el pan de la caja del congelador y metiendo en el horno directamente. En 15- 20 minutos a 180º, problema resuelto.

pan, trigo, harina, pan artesano, pan casero, tradición, españa, consumo, cocineros, Xabier Barriga

Conclusiones

Por eso lo importante de todo esto, es la toma de conciencia que los cocineros están desarrollando entorno al ámbito del pan. Vamos avanzando cada vez mas hacia los estándares de alta calidad, ya no es cuestión de alta cocina, o de ofrecer calidad a cambio de precios desorbitados, ahora se trata de querer ofrecer lo mejor al cliente, al consumidor que al fin y al cabo somos también los cocineros, consumidores.

Es muy importante este avance por que el pan es un producto diario. Si queremos cuidar nuestra salud y nuestro bolsillo, podemos empezar a aprender a hacer nuestro propio pan y exigir tanto en restaurantes como en panaderías un producto de calidad. No, no es una utopía, es la realidad que cada vez es mas tangible y cuando menos nos demos cuenta, estaremos comiendo pan de verdad, algunos incluso ya habíais olvidado que era eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s