Nuevos perfiles profesionales. El i-worker

paocabdel, Paola Caballer, Asociación Andaluza de Coolhunting

Paola Caballer

@paocabdel

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, la tecnología cada vez está más cerca de todos nosotros. Hemos aprendido a integrarla en nuestra vida cotidiana a través de aplicaciones para smarthpones que utilizamos para hacer ejercicio, para mejorar el tiempo de estudio,  para aprender a cocinar, incluso para practicar la meditación.

Con esto así, no cabe duda de que también en nuestra rutina de trabajo incorporar las aplicaciones móviles ya es un “must“. Más allá de admitir ser expertos en el manejo del paquete office e Internet, las empresas esperan de sus empleados que sepan y puedan mantenerse conectados con toda la información y documentación de la empresa, 24 horas al día, 7 días a la semana. Trabajar en un contexto tan flexible y exigente hace necesario ser un experto, además, en el manejo de todas aquellas aplicaciones que  están   especialmente pensadas para mejorar nuestras habilidades organizativas, la gestión del tiempo o aumentar la velocidad en la que nos conectamos con compañeros, clientes y proveedores.

Un nuevo perfil

Este nuevo tipo de profesionales es lo que está viniendo a ser llamado como el “i-worker“. Originalmente, el término i-work hacía referencia al paquete ofimático que Apple incorporaba en su sistema. En los últimos meses, está resonando en más de un artídulo, y se utiliza para definir al nuevo profesional. Según un informe realizado por Ricoh España, se espera que para el 2018 este perfil sea el más demandado por las empresas. Sin embargo, hoy día sólo un 70% de los directivos esperan que sus empleados puedan convertirse en i-workers antes de entonces.

La realidad tras estos datos, es que existen actualmente barreras al cambio tecnológico dentro de las organizaciones. Empezando por la cultura organizacional, que aún desconfía del uso que sus empleados puedan hacer de aplicaciones tan básicas como las propias Redes Sociales, y yendo más allá, de las posibilidades que se abren para empleados y empresarios, cuando conectamos nuestros dispositivos móviles a la información y documentación del propio negocio. 

Otra de las barreras es el desconocimiento de cuáles son estas herramientas que nos conectarían automáticamente a la información que necesito, qué uso debo hacer de dicha información, y hasta qué punto debo implicarme en su manejo, más allá del horario y el espacio laboral.

Los beneficios del i-working

A grosso modo, las competencias del i-worker le permiten mejorar considerablemente su desempeño en la empresa, teniendo en cuenta las nuevas exigencias del entorno, tan relacionadas con la flexibilidad, la disponibilidad o el teletrabajo. 

smartphone, iworkerAsí, el i-worker se perfila como un empleado capaz de trabajar fuera de la oficina, mejorando la gestión de su tiempo y conociendo a la perfección las posibilidades que las tecnologías brindan para poder mantenerse conectado con la documentación y la información importante de su lugar habitual de trabajo. Es un empleado flexible, que entiende las nuevas exigencias de movilidad y disponibilidad del contexto laboral, que compra y utiliza todo tipo de dispositivos móviles que facilitan esta nueva manera de entender la jornada laboral.

Así, se hace imprescindible que empleados y empresarios vayan adquiriendo estas competencias, que les harán más eficaces en el desempeño de su trabajo, y mejorarán además su relación con los compañeros y clientes.

Los riesgos

Claro está, esta hiperconexión puede conllevar a ciertos riesgos que deben ser entendidos y previstos por las organizaciones, con el fin de preparar la cultura empresarial para este cambio de paradigma.

Para la empresa, el riesgo de que su información sea utilizada de mala fe es, más que éso, un miedo. Por tanto, para mantener la privacidad y garantizar el uso responsable de los datos y la información, es imprescindible educar desde el comienzo de este cambio a todos aquellos quienes van a ser susceptibles de hacer uso de dicha información fuera de las oficinas.

También para el trabajador podemos identificar riesgos de carácter psicosocial, como el estrés. Educar una correcta gestión del tiempo y enseñar a conciliar vida privada y laboral se convierten en elementos clave para mejorar su desempeño hacia la eficiencia y la consecución de objetivos, minimizando los casos de estrés o burn out.

Os recordamos…

Que el próximo 31 de Enero, la Asociación Andaluza de Coolhunting en colaboración con Coherencia organiza un curso de tres horas de formación en i-working, orientado a empresas y profesionales que deseen entender más y mejor acerca de este nuevo perfil profesional y adquirir competencias en la organización de su tiempo, aprendiendo en dicho curso a utilizar y sincronizar Google Calendar como herramienta para la organización de tareas y citas.

El programa del curso podéis verlo justo debajo, y las inscripciones, las tenéis en este enlace.

Anuncios

Una respuesta a “Nuevos perfiles profesionales. El i-worker

  1. Pingback: Crónica taller #12MT #worktrends | Asociación andaluza de Coolhunting·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s