Coaching, ¿Moda o tendencia?

La Moda

Hoy día, a pocos nos resulta nueva la palabra “coach”.  La escuchamos en LA VOZ, en el fútbol, y también en el entorno empresarial, muy vinculado a los Recursos Humanos. Parece que está de moda, porque es un término que se lee y se dice ahora tanto como “Community manager”, “ROI” o  “SEO”; pero realmente ¿sabemos qué es el coaching y para qué sirve?

La mayoría entiende que se trata de un proceso en el que una persona ayuda a otra a lograr un objetivo. En el fútbol, el coach (entrenador) diseña estrategias tendentes a alcanzar las metas perseguidas por todo un equipo (aunque éstas no siempre tengan éxito). En el programa de televisión, Bisbal, Malú, Rosario Flores o Melendi “ayudan” a sus aspirantes (aún no se ha visto exactamente cómo) a llegar a ser LA VOZ.

La teoría

Bien, para poder hacer una distinción entre coaching y espectáculo, necesitamos una definición.  Del término y su origen existen diferentes versiones: algunas apuntan a que Sócrates, Platón y Aristóteles tuvieron mucho que ver en su construcción, y que la influencia de la filosofía existencialista, el método fenomenológico, la psicología humanista y el construccionismo ayudaron a consolidarlo. Finalmente, el entrenamiento deportivo popularizó el término; aunque no fue hasta los años 80 cuando comenzó a hablarse de “coaching ejecutivo”. Como para otras muchas cuestiones, Estados Unidos ha sido pionero en extender su práctica y creó escuela, desarrollando un estilo de coaching propio a comienzos del siglo XXI.

El coaching es, según la Federación Internacional de Coaching “una relación profesional continuada que ayuda a que las personas produzcan resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones. A través de este proceso, los clientes ahondan en su aprendizaje, mejoran su desempeño y refuerzan su calidad de vida”.

En esta relación profesional intervienen por tanto, dos partes: el coach, quien lidera y orienta el cambio; y el coachee, que puede ser una persona, o todo un equipo; y que busca conseguir una meta. Lo más interesante de todo el proceso es la transformación del coachee, quien se descubre a sí mismo capaz de lograr lo que se proponía haciendo uso de sus propios recursos y competencias. Claro está, que papel del coach es esencial durante todo este proceso, pues éste debe saber cómo extraer lo mejor de cada persona, y tiene en sus manos las ilusiones, las emociones y las capacidades de quienes aspiran a conseguir algo. Por eso, las cualidades que debe reunir éste son muy importantes, y quedan definidas por Van Fleet en las siguientes:

–          Honradez

–          Habilidades de escucha activa

–          Empatía

–          Paciencia

–          Adaptabilidad

–          Habilidad para conectar con el cliente (coachee)

–          Capacidad de análisis de solución de problemas

–          Creatividad

–          Sentido del humor.

Y a éstas, pueden añadirse otras como tener una pizca de carácter provocador y tener capacidad metacognitiva, es decir, necesita ser una persona que sepa provocar reacciones en los coachees, y que tenga la capacidad para pensar sobre los pensamientos.

Sin embargo, se trata de un sector en el que abunda el intrusismo y en determinados casos, la falta de profesionalidad y cualificación de muchos de los que se ofrecen como coaches puede resultar contraproducente. En la opinión de Cristina Nogales, coach por el Instituto Europeo de Coaching, existen tres elementos clave que distinguen un proceso de coaching real:

coach, coaching, tendencia, aacoolhunting,

–          “Se trabaja sobre un objetivo claro que el coachee establece. No hay un problema que resolver si no un objetivo que conseguir para mejorar. Desde el principio del proceso o sesión se establece un objetivo muy concreto sobre el que trabajar y que puede ir cambiando en función de lo

que el coachee va descubriendo y decidiendo.

–          Al salir de la sesión el coachee conoce más cosas sobre mismo. Un proceso de coaching implica una reflexión sobre los valores, creencias y otras variables personales que condicionan las decisiones. A través de preguntas estratégicas la sesión de coaching genera más consciencia sobre uno mismo y facilita su desarrollo personal.

–          Después de cada sesión el coachee tiene un plan claro que seguir que ha decidido por sí mismo. Un coach no da consejos, ayuda al coachee, con sus herramientas, a decidir por sí mismo que camino es mejor tomar para lograr su objetivo. En el coaching, el coachee siempre es el protagonista, es quien da las respuestas”.

La tendencia

Resulta evidente que el coaching se ha convertido en una tendencia que ha alcanzado todo tipo de negocios, e incluso de espectáculos, ¿cuál son las principales razones que la motivan?

Nuestra sociedad busca talentos. Grandes cantantes, bailarines, o habilidosos magos, calculadoras humanas o humoristas.

talentos, andalucía, tendencia, coaching, aacoolhunting

paula vazquez, el numero 1, tendencias, talentos, coaching, aacoolhuntingTú si que vales, La Voz, Operación Triunfo, El número uno, o Se llama copla, entre otros, son programas que más allá de nuestro entretenimiento, tratan de sacar a la luz a los mejores de cada campo. En las organizaciones está pasando lo mismo.

learning organization, coaching, tendencia, aacoolhunting

Estos últimos años han venido marcados por la búsqueda de empleados con competencias trasversales, es decir, capaces de hacer “casi” de todo. La gestión del talento se ha convertido en uno de los puntos fuertes del Departamento de Recursos Humanos, y las “learning organizations” son cada vez más, sobre todo, las de reciente creación, constituidas por gente con herramientas y ganas de sobra, que les facilita un aprendizaje continuo (no hay que olvidar el papel de internet y las Redes Sociales en este sentido).

El coaching es una herramienta que ha demostrado potenciar a los empleados. Hoy día se necesitan líderes con competencias y habilidades de coach, capaces de sacar lo mejor de su equipo. Sin olvidar que se trata de una técnica que puede ser aprendida y puesta en práctica, hay que reconocer la complejidad del proceso y recordar que los milagros no existen. El compromiso del coachee y la honestidad del coach deben ser dos principios regentes durante todo el camino. Como muestra esta infografía, el éxito, vendrá después:

éxito, coolhunting, tendencia, coaching, aacoolhunting

Si quieres saber más sobre coaching, te recomiendo las lecturas de ¿Cuál es la historia del coaching? y de Miriam Ortiz de Zárate.

Texto: Paola Caballer @paocabdel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s